Esta meditación es una buena aliada para conectar con el SOL e incrementar tu energía personal y, por qué no, expandir una bonita sensación de bienestar por todo tu cuerpo físico.

Puedes hacer esta práctica al aire libre o en un espacio en el que te encuentres en calma.

Espero que disfrutes la experiencia y la repitas cada vez que quieras conectar con esta parte de ti que sabe sentir la energía que te rodea.

Reserva 15 minutos.

Cierra los ojos.

Entrégate a escuchar.

Feliz práctica.

Carina Barberá